Elvis guerra: poesía, erótica y rebeldía desde Juchitrans

Revista-Tránsitos_Elvis-Guerra-entrevista.jpeg

Desde el orondo estado de Oaxaca, donde los movimientos sociales han conseguido recientemente aborto legal, el matrimonio igualitario y la desaparición de la comida chatarra en las escuelas, la voz de Elvis Guerra se eleva con ternura que denuncia y erotiza. Sin pretender ser el portavoz de una comunidad históricamente oprimida, su poesía explora los sentipensares muxes que se tejen como estrategias, que forman un yo comunal.

El placer de hacer libros y no mercantilizar en el intento

Sin embargo, a los actores del libro les gusta esa ambigüedad para poder jugar y sacar provecho, a éstos les gusta hacer lobby y cuando les conviene se paran del lado cultural pero también del lado mercantil.

Juan Pablo Shuterland, “Papelucho gay en dictadura”

Me interesó meterme en el deseo oculto, en esos episodios clásicos del silencio sexual y el secreto de la biografía amorosa en proceso de construcción, el erotismo es una expresión de la sexualidad, es una frontera que tiene su propia pulsión en contradicción con los castigos y persecución.

Mauro Piterman: “No puedo entender la falta de humor y la poca distancia que tiene el hincha”

¿El fútbol refleja la vida o la vida refleja el fútbol? El conocido huevo o la gallina. Piterman declama en uno de los textos: “Muchachos, ustedes no saben lo que es sufrir, pero sufrir en serio…”. El hincha sufre, palpita. Pone en juego su estado cada domingo. Sueña y muere en cuestión de minutos, en cuestión de goles.

La hermandad sin fin de Infrarrealistas y Hora Zero

Las afinidades y el “hagamos algo”. ¿No? Es que, vuelvo, no a comparar, sino a solapar: Hora Zero se forma antes y los Infrarrealistas después. Y, sobre todo, los infras leen a Hora Zero. La conexión fueron Mario y el viaje de Diana Bellessi. Ella, que aún está en ejercicio poético vital, fue la conectora.

Horacio Castellanos Moya: “La paranoia se respira en la contemporaneidad”

Cuando se busque información de Horacio Castellanos Moya

Seguramente. El escritor es hijo de su tiempo. Lo que sucede a su alrededor –lo que mira, lo que escucha, lo que come– lo influye de una u otra manera. Ahora bien, la serie, como forma televisiva, no es nueva. Es el mismo formato de la telenovela. La diferencia es que ahora se abordan temas más audaces y el marketing es masivo.

Por Pedro Romero Irula y Andreas Portillo